La Fundación Roviralta ha colaborado con la organización ANTI-PERSONNEL MINE REMOVAL PRODUCT DEVELOPMENT – APOPO y con su programa de detección de Tuberculosis que tiene como protagonista a la rata gigante africana, la cual realiza una segunda criba de las muestras de pacientes que han dado negativo en los análisis de las clínicas de Dar es Salam (Tanzania) https://www.acheterviagrafr24.com/prix-viagra-pharmacie/ y de Maputo (Mozambique).

El proyecto ha consistido en la construcción de una jaula automatizada que ayude al entrenamiento de las ratas para que éstas detecten las muestras de pacientes infectadas con Tuberculosis (TB). Para confirmar si una persona padece TB hay que estudiar las muestras, generalmente, mediante microscopio. Un técnico tarda un día en examinar 40 muestras, mientras que una rata tarda 7 minutos; el roedor indica si la muestra da positivo deteniéndose unos segundos, si no pasa de largo.

Hasta la fecha, las ratas han detectado más de un 30% de pacientes infectados que los análisis clínicos rutinarios no habían revelado. A pesar de los éxitos de la tecnología de APOPO, ésta sigue estando en fase de prueba y ensayo pero con la intención de que en el futuro pueda usarse a gran escala y en más países.

La jaula automatizada se ha desarrollado para asegurar que la detección de la TB de APOPO sea  fiable, imparcial y exportable. Medios para alcanzar estos tres objetivos: A) Indicador de tiempo automatizado, B) Entrega de premios de refuerzo conductual automatizada y C) Recogida e introducción de datos automatizada.

La jaula automatizada incluye un sensor que registra el preciso tiempo que la rata está delante de una muestra TB positiva y una TB negativa. Cuando la rata pone su nariz en el agujero, el sensor se dispara hasta que ésta se retira, enviando a un ordenador los datos de las sesiones de cada rata. Después de alcanzarse un tiempo pre-establecido, la jaula también entrega automáticamente los premios a las indicaciones correctas (comida de roedores). Además el software de la jaula que está conectado al ordenador recoge todos los datos, tanto los correctos como las falsas alarmas de todas las sesiones, y de ahí se transfieren a la base de datos, reduciendo el error humano en la introducción de datos.

programaTuberculosisapopo 2
PERSPECTIVA DE LA JAULA AUTOMATIZADA

Programa Tuberculosis apopo 1
LA RATA GIGANTE AFRICANA EN ACCIÓN